Cómo empezar a hacer streamings

¿Te quieres iniciar en el apasionante mundo de los streamings? Entendemos a la perfección que quieres dar ese paso, se trata de un mundo con muchas posibilidades. Y es que hace tan solo unos años, la mayoría de niños querían ser futbolistas, sin embargo, ahora quieren ser streamers. No se trata de una moda, ni de algo transitorio.  

En la actualidad, son muchas las personas que se han animado a crear contenido y mostrarse en directo. En poco tiempo han experimentado el crecimiento de sus canales de forma muy significativa, lo cual ha propiciado que muchos otros se hayan querido apuntar a este fenómeno.  

En este artículo te contamos los principales aspectos a tener en cuenta antes de hacer tu primer streaming. Puede parecer una tarea compleja, pero está al alcance de todos y es cuestión de tiempo, ganas y experiencia, poder conseguirlo. 

¿Está mi pc a la altura? 

Es una de las principales cuestiones que los principiantes tienen al principio. Y no es una respuesta sencilla, pues depende del uso y de la complejidad del streaming en sí. 

Nosotros te recomendamos empezar por lo básico: un ordenador, una conexión a internet (50 Mb es más que suficiente), un micrófono y una webcam. 

Programa de emisión 

Vas a necesitar un programa para emitir la señal. Para los que están adentrándose en este mundo, recomendamos Streamlabs. Se pueden personalizar muchas características y está diseñada para streamers de todos los niveles. 

Una buena pantalla 

Lo mejor es utilizar una pantalla externa, pero, si no tienes, puedes emplear la pantalla propia del portátil. El número de pulgadas es un factor importante a tener en cuenta, así como la resolución. Sin embargo, cuidado porque puede afectar al rendimiento general

Elige la plataforma 

Como ya sabéis, Twicth es la reina de las plataformas, aunque no es la única que existe. Youtube y Facebook son también alternativas interesantes. 

Lo que sí te aconsejamos es que no te limites a una sola, los espectadores pueden no aumentar y hay más opciones. 

Escoge un buen espacio 

Lo ideal es disponer de una habitación específica para retransmitir en directo. La realidad es que no todos pueden tener este espacio en exclusiva para esta actividad. 

Hay mil formas de transformar un espacio. Ya hemos visto de todo, desde cuartos de baño hasta directos en medio de la cocina familiar. Si no cuentas con equipo de iluminación, lo mejor es que te sitúes en una zona con luz natural.  

El tamaño del espacio que muestras lo eliges tú con tu cámara y su perspectiva. Elige bien y sé cuidados@ con los detalles. Igualmente, ten en cuenta tema sonido, no debes situarte en un espacio ruidoso si vas a mantener el micrófono abierto. 

Tranquil@ con el contenido 

Paciencia y paciencia. Nadie empezó a ser un súper streamer nada más empezar. Es normal que no tengas definida la línea de contenido o que, incluso, la cambies a medio camino. Experimenta, conoce qué te gusta y qué no, prueba formatos, horarios diferentes, distintos juegos, etc. Lo importante es que disfrutes y encuentres por ti mismo tu propio estilo y que le mola a la audiencia. 

Otras noticias de Zona de Ficción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *